28 dic. 2011

Una cultura a sorbos

Al arrimo de una buena taza de té. Así parece haberse escrito la historia de Vietnam, o al menos unas líneas.Y es que si de algo se impregnan los sentidos del viajero a su paso por la orografía vietnamita es la cantidad de establecimientos, unos más improvisados que otros, que ofrecen el trá. Un consumo que le confiere al té el carácter de bebida nacional. 

Por la mañana, tarde o noche, cualquier momento resulta idóneo para disfrutar a cada sorbo de este brebaje que seduce a todos por igual y cuenta con una historia milenaria que hunde sus raíces en la influencia china, fuertemente arraigada en el Sudeste Asiático. Un ritual que eleva a cotas significativas su importancia a nivel cultural. No en vano, Vietnam se presenta como uno de los países productores más antiguos de té. De norte a sur, incontables plantaciones de té se suceden en una variedad que se extiende generosa y sorprende al paladar de quien quiera. 

 Foto: Danuta-Assia Othman

 Foto: Danuta-Assia Othman

Dispuesta a sumergirme entre sus muchos beneficios recorro las calles de Hanoi en busca de esta preciada bebida popular. No hace falta dar grandes pasos para dar con ella. Cada taller, oficina, comercio e incluso esquina tiene lo necesario para complacerse. Un protagonismo que se exhibe discreto a juzgar por su presentación. Sentados en diminutos taburetes entorno a una mesa de similares dimensiones, los vietnamitas ingieren el trá ya sea frío o caliente pero casi siempre sin azúcar. Té negro, té blanco, té verde o el singular té de loto cuyo aroma no dejará indiferente gracias a un sabor singular y distintivo a los demás.

Fruto de una conversación entre lugareños surge el nombre de un lugar conocido por su alta calidad y su especialidad en té vietnamita. Mientras un nutrido grupo de teashops asoman aquí y allá entre las calles de la capital, solo algunas pueden presumir de ofrecer una genuina experiencia.  Pero como todo lo bueno, conviene indagar hasta lograr su hallazgo. Una tarea que requiere paciencia pero que promete a cambio una degustación memorable. Situada en un callejón de un barrio del extrarradio, se encuentra 'Lu Tra Quan' (206B6 Thanh Xuan Bac, Thanh Xuan). Con un horario que invita al madrugón o a la nocturnidad (abren de 8.30 a.m. a 11 a.m. y de 8 p.m. a 11 p.m.), este establecimiento cuenta con una trayectoria que supera las dos décadas. Un tiempo considerable cuya clientela se mantiene fiel gracias en parte a una carta que varía cada día.

 Foto: Danuta-Assia Othman

 Foto: Danuta-Assia Othman

A unas horas para que se acabe el día, consigo llegar tras algún autobús que otro acompañada por cierta desorientación. Un tiempo invertido que sin duda merece la pena. La noche ha comenzado y apenas queda un hueco. Asiduos de todas las edades acuden hasta este desapercibido rincón para compartir una deliciosa taza de té. La sorpresa viene dada por una cuidada selección amén de unos dulces que contrarrestan el amargor propio de este elixir. El ritual se completa con unas conversaciones que giran entorno a la poesía salpicada por algunos temas de actualidad. El ambiente rezuma la tranquilidad y el sosiego propios de una atmósfera en calma. Una luz ténue aporta la calidez inherente de un lugar que sabe a tradición e historia, incólume ante el paso del tiempo. La singularidad de este escondrijo convierte en obligada su visita.

Si consideramos un destino resultado de los recuerdos construidos por nuestros sentidos, esta valiosa y respetada infusión ocupa sin duda un primer plano en nuestra memoria. El ritual se repite adonde quiera que vayamos en nuestro periplo, seña de identidad del pueblo vietnamita. Sucumbir a sus encantos supone adentrarse en una ceremonia compleja que nos permitirá apreciar la personalidad de una cultura que se muestra rica y variada. Una pieza imprescindible del puzzle de Vietnam.

 
 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

veo que los viajes afinan y despiertan al maximum los sentidos...buen rollo...besos cariño..ET..

Danuta-Assia Othman dijo...

Me hubiera encantado compartir esa taza de té contigo! besotes!!

Anónimo dijo...

felix año nuevo cariño y espero anxiamente tus proximos trabajos besos...ET...

Danuta-Assia Othman dijo...

Feliz año nuevo Tetev!!!! Muchos muchos besos!!!

Publicar un comentario