23 mar. 2012

Birmania, en la frontera

La cámara de Viajes en Caleidoscopio se adentra en el corazón de un pueblo inconfundible, el birmano, de la mano de su más genuina expresión: los niños. Miradas ancladas a tan sólo cuatro kilómetros de su país natal, estos 'pequeños' viajeros por necesidad, llegan hasta la localidad de Mae Sot (Tailandia), con la esperanza de una vida mejor. Fotos: Danuta-Assia Othman.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

el agua sucia o limpia siempre tiènè vida y brilla con la luz del sol la misma luz encuentro en los ojos de los niños de estas fotos

Danuta-Assia Othman dijo...

son maravillosos...

Sofía dijo...

ME ENCANTAN ESTAS FOTOS...

Danuta-Assia Othman dijo...

Muchas gracias Sofía! :D

Publicar un comentario